jueves, 2 de junio de 2011

Donde nacía la lluvia


Si llovía, mi casa era el aguacero. Desde el techo caía la llovizna y pegadito al suelo aparecía un río, que de lado a lado, atravesaba la casa de mis juegos. Todo para que mi madre perdiera la cordura e Ivis y yo viéramos pasar el agua subidos en la cama y escondidos debajo de las sombrillas conque mami nos protegía del catarro.
Ese día, cantaban altísimo las ranas y mi hermana le pedía a mi padre que acabara con ellas, moría de miedo. Y yo moría entonces de tristeza, si mi papá salía sigiloso para acabar la alegría conque ellas llegaban hasta allí, pensando que en aquel lugar nacía la lluvia.
Sólo la tristeza de mi madre, me hacía pesar que aquello no era fiesta. Y cuando salía el sol, cuando escampaba, el piso era de tierra, los muebles de tan húmedos se pintaban de blanco. Y mi madre, descalza, fabricaba de nuevo el espejo por donde caminábamos, mientras mi padre sacaba agua nueva de la cañada, para limpiar el cauce del río en que crecimos.

3 comentarios:

HOARI dijo...

muy bueno aldo...la dura realidad, aun hoy en dia de muchos hogares en el mundo.festiva desde la mirada de un niño , infrahumana desde la optica de un padre, y agradablemente poetica desde el prisma de aldo mendez.

Belkys dijo...

Aldo las goteras, llorando el techo para mi madre. Para mí, fiesta de mojadera y música de palanganas. ¿Quién no vivió de grande un aguacero? Guagua que empapa, zapato en mano, ¿quién no gozó con la libertad de un vestido chorreando en los tobillos? Chin chin, la lluvia cayó, ella juega conmigo ¿te acuerdas? Un abrazo, te sigo

circorueda dijo...

que bueno que existe un sitio donde pueda seguir llenandome de esas lindas palabras Aldo! desde ese día que una historia desarrollada en el pueblo de Meneses hizo brotar mis lágrimas quedé con sed de seguir oyendo, leyendo y viajando en tus palabras! te deseo muchos exitos! un abrazo! Atte: La pajara del árbol de José Martí (Emily, de Barquisimeto):)